viernes, 3 de junio de 2011

Exposición de León Ferrari


Exposición de León Ferrari
En 2007, a sus 87 años el artista argentino León Ferrari recibió el León de Oro en la Bienal de Venecia, un reconocimiento que le valió ser llamado por el New York Times ‘uno de los cinco artistas vivos más importantes del mundo’ y que volcó los ojos del arte internacional a su obra: más de 50 años de creaciones artísticas polémicas y vigorizantes que afirman su posición política y su genio creativo. La exposición que presentará el Museo de Arte del Banco de la República entre el 31 de marzo y el 4 de julio, es una selección de sus obras más importantes desde 1954 hasta la actualidad.

El arte de León Ferrari es innovador tanto en las formas como en los significados. En sus obras plantea sin censura temas susceptibles como la religión, la violencia y el sexo. 

Su carrera no siguió patrones convencionales, de las esculturas en alambre paso al dibujo, del ensamble de objetos llegó al collage, exploró la caligrafía, el grabado, la heliografía, el lenguaje braille, trabajó con metales, tintas, maniquíes, aves, peces, excrementos, videos y fotografías, sin miedo de abandonar y volver a cada técnica. Bien lo describió el jurado de la Bienal cuando le entregó el León de Oro: “este premio se le otorga no sólo por su actitud ética y por su compromiso político sino también por la relevancia estética contemporánea, inesperada para una obra que se ha desarrollado en los últimos 60 años“.

La exposición, curada por la Fundación Augusto y León Ferrari, arte y acervo incluirá desde algunos de sus manuscritos poéticos, hasta la conocida obra La civilización occidental y cristiana (1965), la serie L’Osservatore Romano, que denuncia el escarnio, la persecución y el castigo con los que según el artista la Iglesia amenaza a los pecadores, además un trabajo sobre la guerra de Irak y varias obras alrededor del informe ‘Nunca Más’, sobre las torturas del estado durante la dictadura militar argentina.

La civilización occidental y cristiana


En 1965 León Ferrari por invitación de Jorge Romero Brest participó en el Premio Nacional Di Tella, uno de los eventos más reconocidos del arte argentino de la época. Entonces el artista realizaba dibujos, esculturas de metales y algunos ensambles de botellas con elementos extraños en su interior, y seguramente Romero Brest pensó que estas iban a ser las obras de su envío. Sin embargo, Ferrari presentó cuatro obras nuevas en las que abordaba las relaciones entre religión y violencia: un avión de guerra norteamericano FH 107 unido a un cristo y tres cajas con manos, aviones, cruxificiones y bombas, que trataban el mismo tema: la guerra de Vietnam y la responsabilidad norteamericana.

El avión, que tituló La civilización occidental y cristiana, finalmente no se expuso en esa ocasión. Las tres obras restantes que si fueron exhibidas desencadenaron la reacción de varios críticos de arte que tildaron al artista como un ‘libelo político’.

En una carta pública y a modo de respuesta a las querellas, Ferrari afirmó: ‘Ignoro el valor de esas piezas. Lo único que le pido al arte es que me ayude a decir lo que pienso con la mayor claridad posible, a inventar los signos plásticos y críticos que me permitan condenar la barbarie de occidente; es posible que alguien me demuestre que esto no es arte; no tendía ningún problema, no cambiaría de camino, me limitaría a cambiarle de nombre: tacharía arte y lo llamaría política o cualquier cosa’.

Más información: www.leonferrari.com.ar